Bola de fuego entre las nubes

Pese a encontrarse el cielo completamente cubierto y muy iluminado a causa de una Luna casi llena, la estación pirenaica Cal Maciarol de la Red de Detección de Bólidos y Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía registró un bólido esta madrugada a las 00:09 T.U. (las 02:09 hora local).

Claramente asociado a las Líridas, tanto por su recorrido aparente como por su velocidad angular, debió de ser muy brillante al hacerse visible incluso entre las nubes, algo que ni siquiera la Luna consigue. (A los meteoros que superan el brillo de la Luna llena se les conoce como “bolas de fuego”.) De hecho, las trayectorias estimadas que se han señalado en la imagen de portada indican que voló por encima de los 120Km de altitud. Por desgracia, la ausencia de estrellas en las imágenes nos han impedido realizar una estimación más precisa de su magnitud y, por tanto, de su masa fotométrica.

 

De cómo las arañas se cuelan en la astronomía

El título de este artículo no se refiere a la bella nebulosa Araña (NGC6537), de la que abajo se incluye una imagen tomada por el telescopio espacial Hubble.

Wikipedia (dominio público)

Va más bien por la viñeta que lo encabeza, procedente del álbum “La estrella misteriosa” de las aventuras de Tintín. Allí, Tintín se acerca al observatorio astronómico para interesarse por una luz brillante que ha aparecido en el cielo nocturno. Encuentra al profesor Calis que le invita a observar por el telescopio. Y cuando mira por él se aterroriza al ver un bicho gigantesco que, al final, resulta ser una araña que se paseaba por la lente del instrumento.

Y esta peripecia de ficción acontece con cierta frecuencia en las cámaras de todo el cielo de nuestra Red de Bólidos y Meteoros. Vaya como muestra la siguiente imagen de la estación de El Torcal, de curioso parecido a la ideada por el genial Hergé:

Esta noche, tanto en la estación Cal Maciarol (Lérida) como en Dehesa San Francisco (Huelva), sendos arácnidos han querido “salir en la foto”:

 

Por fortuna, para las 02:54 la araña ya había despejado el campo y dejó al sistema detectar el siguiente bólido esporádico:

Adviértase cómo se desplaza por la parte superior izquierda cambiando de brillo al pasar entre las nubes.

 

Comienzan las Líridas

Esta madrugada hemos registrado el primer bólido de las Líridas, la lluvia de estrellas con la que se rompe la sequía invernal en meteoros. Está considerada como una lluvia mayor al tener una THZ=18, lo que significa que, en su actividad máxima y si el radiante estuviera en el cenit, se producirían 18 meteoros por hora.

El vídeo de abajo fue grabado por nuestra estación en Dehesa San Francisco (Huelva), a más de 300Km del fenómeno.

Se produjo a las 02:24 T.U. (las 04:24 hora local). Para un rango de velocidades de entre 166.000 Km/h y 187.000 Km/h, las posibles trayectorias (indicadas en el mapa siguiente en 3 dimensiones) indican que comenzó a brillar a una altura de entre 100Km y 88Km y recorrió una trayectoria de entre 17Km y 20Km por las provincias de  Albacete y Ciudad Real.

Además, en la madrugada del 14 de abril se han captado varios bólidos esporádicos de los que destacaremos el que sirve de portada a este artículo y otro de esa misma noche. El primero fue fotografiado por las cámaras de las estaciones BOOTES-1 y 2 (IAA/CSIC/UMA/UHU). Aconteció a las 03:00 hora local, unos pocos kilómetros al sur de Ceuta, ya en la costa marroquí. Nuestro software ha calculado que recorrió una distancia de 48Km descendiendo desde 80Km de altitud hasta 34Km, ya en pleno mar de Alborán:

Y esa misma noche, desde la Illerdense estación Cal Maciarol de la Red de la Sociedad Malagueña de Astronomía se registró otro bólido esporádico a las 05:45 hora local cuyo vídeo se incluye a continuación:

Un Antihelio sobre el pirineo francés

Esta madrugada, a las 04:27 hora local (02:27 T.U.), nuestra estación de Cal Maciarol (Àger, Lleida) ha captado un bólido que sobrevoló el pirineo francés. Se ha podido asociar a la lluvia del Antihelio, la única importante activa en estas fechas a la espera de que en pocas noches comiencen las Líridas a manifestarse.

En la imagen de portada se muestras tres estimaciones de la trayectoria, dependiendo de un rango de velocidades de entre 27 Km/s y 33 Km/s.