Dos bólidos en el bonito cielo del Pirineo

Tanto esta noche como anteanoche la estación Cal Maciarol de la Red de Seguimiento de la Sociedad Malagueña de Astronomía ha registrado sendos bólidos cruzando el magnífico cielo del Pirineo catalán.

El del 11 de septiembre fue un meteoro esporádico no asociado a ninguna lluvia de estrellas, mientras que el de esta madrugada ha podido pertenecer a las Épsilon-Perseidas de septiembre. De ahí que hayamos podido estimar un rango de trayectorias atmosféricas sobre la provincia de Zaragoza:

Dependiendo de su velocidad, estimada entre 220.000 Km/h y 260.000Km/h, el bólido comenzó a brillar a unos 109Km de altitud y se desintegró a 90 Km de altura tras recorrer unos 19Km en décimas de segundo.

En la imagen de portada de este artículo se señalan el radiante de la lluvia y algunas constelaciones, estrellas y objetos del campo.

 

Perseida sobre Baja California

Las cámaras de todo el cielo de la Red Global BOOTES situadas en el Observatorio de San Pedro Mártir (IAA-CSIC/UNAM), han registrado una brillante Perseida. En el mapa de arriba se representan tres trayectorias estimadas para un rango de velocidades entre 56 Km/s y 62 Km/s. (La velocidad típica de los meteoroides de esta lluvia es de 59 Km/s, equivalente a 212.400 Km/h.)

 

Según los cálculos efectuados, el bólido comenzó a manifestarse a 104 Km de altitud (con un error de más/menos 10 Km), y se desintegró a 76 Km de altura (con error de más/menos 4 Km), recorriendo 23 Km en menos de 4 décimas de segundo.

 

Una Delta-Acuárida Sur

Esta madrugada, a las 01:33 T.U. (03:33 hora local), un bólido procedente de la lluvia de estrellas Delta-Acuáridas-SUR fue captado por la cámara de vídeo del Observatorio Cal Maciarol, encuadrado en la Red de Seguimiento de Bólidos y Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía. Completó entre 23 y 26 Km a una velocidad de unos 147.000 Km/h. En la imagen de portada se representan tres de las posibles trayectorias estimadas, con alturas iniciales de entre 107 y 92 Km, y alturas finales de entre 92 y 79 Km.

Brillante Perseida sobre Zaragoza

Quizá sea la de las Perseidas la lluvia de estrellas más popular. Aunque el máximo se suele producir en torno al 12 de agosto, su periodo de actividad es bastante largo. De hecho, las cámaras de la Red de Seguimiento de Bólidos y Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía llevan varios días registrando Perseidas tempranas, junto con algunas Alfa-Capricórnidas y otros bólidos esporádicos.
Pero el que anoche captó el Observatorio Cal Maciarol (El Àger, Lleida) fue excepcionalmente brillante y sobrevoló la ciudad de Zaragoza a una hora (las 23:29 hora local) en que debió ser contemplado por muchas personas.

Según nuestras estimaciones, el fragmento del cometa 109P/Swift-Tuttle, que es el cuerpo progenitor de esta lluvia, viajó a una velocidad superior a los 210.000Km/h recorriendo una trayectoria descendente en dirección sudoeste desde una altura inicial en un rango de 90-110Km hasta unos 70-80Km. En el mapa de abajo se indica la ubicación del Observatorio Cal maciarol y algunas de las trayectorias atmosféricas calculadas para un rango de velocidades.

Una Perseida, dos esporádicos y una nave que explota

Las cámaras de la Red de Seguimiento de Bólidos y Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía y de la Red Global BOOTES han tenido una noche muy movida. A las 22:07 T.U (00:27 hora local del día 26) se registraba una Perseida que recorrió el oeste de la provincia de Jaén desde 108Km de altitud a una velocidad superior a los 205.000 Km/h. El bólido desapareció a 80Km de altura sobre la vertical de Baena.

El siguiente vídeo fue grabado desde la estación del Observatorio Astronómico del Torcal.

Poco después, a las 22:23 T.U., otro bólido esporádico se desintegró en el Atlántico a 170 km al Sur de la costa portuguesa.

Y de nuevo, a las 23:25, las cámaras de BOOTES-2 (Algarrobo, IHSM-UMA-CSIC) y el OAT detectaron un nuevo  meteoro no asociado a ninguna lluvia activa.

Este último voló a muy baja velocidad, casi en el límite inferior teórico, a solo 57.600Km/h, por lo que, pese a que duró casi dos segundos (algo inusual), solo recorrió una trayectoria de 25 Km, también por la provincia de Córdoba, entre Benamejí y Lucena.

De los tres se ha podido medir su velocidad y, por consiguiente, su masa fotométrica y órbita de procedencia.

Y por si fuera poco para la noche, desde la estación BOOTES-1 en El Arenosillo (Huelva), también se grababa el despegue e inesperado final de la nave Stratos III, diseñado por alumnos de la Universidad Técnica de Delft.

La imagen de abajo fue recogida por la cámara CASANDRA-1 de BOOTES-1. La imagen de portada de este artículo es un detalle en el que ve la explosión final. Un vídeo grabado por el Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA) puede verse aquí.

Meteoro se desintegra frente a la costa SUR de Almería

Los dispositivos de vigilancia la Red de Estaciones de la Sociedad Malagueña de Astronomía y de la Red Global BOOTES han captado un bólido esta madrugada a las 04:20 hora local. La imagen de portada corresponde a la cámara CASANDRA-2 (IAA/CSIC/UMA) situada en Algarrobo (Málaga). El vídeo de abajo fue generado por el software de detección escrito por la SMA.

Consta de 3 fotogramas, el anterior y el posterior al de la detección y el de la propia detección en el que el software la enmarca en un cuadrado amarillo.

Por desgracia no fue grabado por ninguna de nuestras cámaras de vídeo, lo que nos ha impedido estimar su velocidad y, por consiguiente, su órbita de procedencia, su brillo absoluto y su masa. No obstante, con la información obtenida, los programas redactados por el grupo de Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía han reconstruido la trayectoria atmosférica.

En concreto, el fragmento de material extraterrestre recorrió 75 Km descendiendo desde los 80Km de altitud hasta tan solo 28Km sobre el Mar de Alborán.

 

Bola de fuego con halo

Los halos son fenómenos muy bellos que se producen cuando la luz de un astro refracta a través de cristales de hielo en suspensión en la alta atmósfera. Un halo consiste en una especie de arcoíris circular centrado en la fuente luminosa que lo produce.  Suelen acontecer en condiciones de calima, neblina o nubes altas débiles. El halo solar que encabeza este artículo fue captado por nuestra socia Blanca Troughton. En la práctica totalidad de las ocasiones los causantes de halos son el Sol o la Luna, ya que es necesario mucho contraste con el brillo del fondo del cielo para que se hagan visibles.

Sin embargo, el vídeo de abajo muestra cómo una enorme bola de fuego produce un halo en los cielos de Nueva Zelanda que dura unas décimas de segundo.  Fue grabado por una de las cámaras de todo el cielo del observatorio BOOTES-3 (IAA/CSIC/NIWA) que vigila desde allí la entrada de meteoros en la atmósfera. El suceso es tan inusual y sorprendente que merece la pena aislar fotogramas sueltos.

El de abajo muestra el halo perfectamente formado alrededor de la explosión de la bola de fuego y que engloba a la Luna como segundo círculo (más pequeño) en la imagen.

Por desgracia, tanto la Luna como la deflagración saturan, esto es, superan el máximo de energía capaz de medirse en el chip de la cámara, lo que nos ha imposibilitado un cálculo exacto de la magnitud de la bola de fuego. No obstante, comparando las áreas circulares saturadas concluímos con que la explosión superó  varias veces el brillo de la Luna, que en ese momento tenía magnitud -11.4. Tuvo incluso que oírse un estallido a centenares de quilómetros.

Además, la estela dejada por el meteoroide se mantuvo visible a través de las nubes durante más de 2 segundos, algo también extraordinario.

Eso nos permitió al menos establecer la trayectoria aparente en la bóveda celeste, la cual no pasaba próxima a ninguno de los radiantes de las lluvias de estrellas activas en estas fechas (a 9º.3 del Antihelio y 17º.5 de las Alfa-Capricórnidas), por lo que se trataba de un “meteoro esporádico”.

 

Bólido en el Mar de Alborán

En la madrugada de hoy, 7 de julio del 2018, a las 01:02 T.U. (03:02 hora local), las cámaras de la Red de Seguimiento de Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía (SMA) y de la Red Global BOOTES (IAA/CSIC) han registrado la entrada en la atmósfera de un bólido que se ha desintegrado sobre el Mar de Alborán.

El meteoroide comenzó a manifestarse a 108 Km de altitud, recorrió 33 Km en dirección hacia el levante de la costa gaditana desapareciendo de las cámaras a 87 Km de altura tras una brillante explosión. La imagen de portada corresponde a la tomada por CASANDRA-1, en Mazagón, Huelva. En el vídeo de abajo, que fue filmado desde el Observatorio Astronómico del Torcal, aparece en la parte superior izquierda, junto al planeta Marte.

Los resultados obtenidos a partir de las observaciones indican que el bólido llegó a la magnitud absoluta -5.5 (con un error de 0.5 magnitudes). Para que el lector se haga una idea, en estas fechas el objeto más brillante que se ve hacia el Oeste al anochecer es el planeta Venus, con magnitud -4. Esto significa que este fenómeno luminoso de las 01:02 brilló al menos tres veces más que Venus.

La masa estimada oscila entre 4 y 5 gramos. El cálculo de la órbita sugiere que el cuerpo del que procede sea un cometa, debido a los altos valores de excentricidad e inclinación respecto de la órbita terrestre.

 

Bola de fuego sobrevuela la isla sur de Nueva Zelanda

La cámara de vídeo del observatorio BOOTES-3 situada en Lauder (Nueva Zelanda) registró ayer una brillante bola de fuego a las 10:19 UTC (22:19 hora local neozelandesa). La trayectoria aparente sobre la bóveda celeste, prolongada hacia atrás, pasaba muy cerca del radiante del Antihelio, lo que permite asociar el meteoro a dicha lluvia de estrellas. Bajo esa suposición, se ha podido calcular su trayectoria atmosférica para un rango de velocidades entre 97.200Km/h y 118.800Km/h.

En la imagen de abajo se ilustran tres posibles trayectorias referidas a sendas velocidades. La más rápida es la más alejada de la chincheta etiquetada como BOOTES-3, que es el lugar de observación. Con tales supuestos, la bola de fuego comenzaría a manifestarse a unos 140Km de altitud y habría recorrido 38Km en menos de 3 segundos hasta desintegrarse a 75Km de altura, cerca de la vertical de Kingston, una pequeña localidad a orillas del lago Wakatipu.

 

 

Bólido sobre la provincia de Jaén

Después de bastante tiempo de sequía, la red de vigilancia de la Sociedad Malagueña de Astronomía ha detectado un interesante bólido que sobrevoló esta madrugada el este de la provincia de Jaén a las 00:45 hora universal (02:45 hora local). Hablamos de sequía en términos de bólidos, no en términos meteorológicos, porque nubes, lo son nubes, lluvia e incluso nieve han dificultado enormemente la observación desde meses atrás.

La imagen que abre este artículo fue recogida por la cámara CASANDRA-2 del observatorio BOOTES-2 (IAA/CSIC/UMA), y el vídeo que sigue a estas líneas, desde el Observatorio del Torcal (SMA/OAT).

Como puede apreciarse, el meteoro brilló durante mucho más tiempo del habitual, pese a recorrer una distancia no demasiado larga, debido a su muy baja velocidad, en torno a los 15Km/s (54.000Km/h). Comenzó su trayectoria atmosférica en el límite provincial entre Córdoba y Jaén a 75Km de altitud, volando en dirección nordeste hasta desintegrarse a solo 32Km de altura sobre la vertical de Villardonpardo. Quienes tuvieran la suerte de verlo con sus propios ojos habrán disfrutado de un bonito espectáculo.

La presencia de nubes hace complicado el cálculo de su brillo. Pese a ello se ha llegado a la cifra máxima de -7.5, evolucionando según la gráfica siguiente desde una magnitud de -1.

Ello arrojaría una masa fotométrica de 53 gramos. Dado que se ha medido su velocidad con bastante precisión, la órbita de procedencia de este meteoroide, que  se aleja más allá de la del planeta Marte, ha podido ser calculada con un pequeño margen de error:

Llama la atención su pequeña inclinación respecto de la órbita de la Tierra, la cual no llega a 9º.