Bólidos en el día de Reyes

La Estación Dehesa San Francisco ha detectado esta pasada noche dos bólidos, uno a las 23:15 T.U. del 01-06-2018 y otro a las 01:51 del 01-07-2018. El primero también fue captado por la cámara allsky del observatorio BOOTES-1 (imagen de portada). Vista desde esta localización, la traza del meteoro transcurrió entre las constelaciones de El Auriga y Tauro, finalizando muy cerca de las Pléyades.

El vídeo de arriba es el que ha grabado la estación Dehesa San  Francisco del primero de los dos bólidos. En él se ve al meteoro desplazarse rápidamente en la parte inferior derecha del campo visual. Gracias a la resolución temporal del vídeo y a la espacial de la imagen se ha calculado su trayectoria atmosférica sobre el golfo de Cádiz con un inicio a 98Km de altura y un final a 67Km, recorriendo algo menos de 40Km en 1 segundo, lo que arroja una velocidad media de 144.000Km/h:

El bólido alcanzó un brillo de -4.4Mag lo que hace estimar su masa fotométrica en 1.84g. La órbita de procedencia calculada tiene inclinación y excentricidad bastante grandes lo que invita a pensar que se trataba de un fragmento cometario.

Primer bólido detectado por la estación Dehesa San Francisco

En estas noches pasadas las cámaras de la Red de Detección de Bólidos y Meteoros de la Sociedad Malagueña de Astronomía y de la Red BOOTES del Instituto de Astrofísica de Andalucía han recogido numerosas Cuadrántidas, de las que se prepara un próximo artículo para esta web.

Pero este está dedicado al primer bólido detectado por la nueva estación de Dehesa San Francisco en Santa Olalla del Cala (Huelva) durante la madrugada del 6 de enero a las 02:33:36 T.U. (03:33 hora local).

Por desgracia el fenómeno se produjo justo en el tiempo de descarga entre capturas de la cámara CASANDRA-1 situada en El Arenosillo (Huelva). Sin embargo, en la imagen inmediatamente posterior de CASANDRA-1 se ve todavía la estela dejada por la deflagración:

Teniendo esa estela como referencia, junto con el vídeo tomado desde Dehesa San Francisco, hemos podido calcular que la desintegración del bólido se situó a 94Km de altura (con un margen de error de 2Km) sobre el límite provincial entre Sevilla y Cádiz: