Bólido en Nueva Zelanda

Bólido en Nueva Zelanda

Entre que los primeros meses del año son escasas la lluvias de estrellas y el mal tiempo que nos acompaña en la Península desde hace semanas, apenas si hemos registrado meteoros o bólidos con nuestra Red. Sin embargo, el grupo BOOTES del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIF) ha puesto en marcha de nuevo el observatorio BOOTES-3, situado en las cercanías de Lauder (Nueva Zelanda). Entre el equipamiento estándar de las estaciones BOOTES se cuenta con una cámara de todo el cielo (CASANDRA-3) de 4096×4096 píxeles y una cámara ZWO 120MM incorporada a un sistema diseñado por miembros de la Sociedad Malagueña de Astronomía.

Esta última cámara toma imágenes de 10 segundos de exposición cada 5 minutos, para calcular el porcentaje de cielo despejado, y, en el resto del tiempo, vigila la entrada de meteoros y bólidos en la atmósfera. La imagen que abre este artículo es de CASANDRA-3. La que hay sobre este párrafo, de ZWO-B3. En ambos casos se evidencia la calidad de los cielos de aquella región austral, así como la belleza del firmamento contemplado desde el hemisferio Sur.

En la mañana de ayer hora española (a las 11:10 T.U.), ZWO-B3 capturó su primer bólido. El vídeo de arriba es el de la detección (a 5 fotogramas por segundo). (En Nueva Zelanda era noche cerrada.) El bólido se mueve por el borde superior de la imagen, algo por encima del contador de fecha/hora. En el de abajo se ha puesto como fondo la imagen de 10 segundos de exposición tomada poco antes. Los datos sobreimpresionados de la esquina superior izquierda indican el porcentaje de disco lunar iluminado a esa hora, la distancia cenital de la Luna y el porcentaje de cielo despejado.

Deja un comentario